Inicio | Directorio | Contacto | Mapa del Sitio |  
Sábado, 25 de Octubre de 2014
CENAPRED
Quiénes Somos :: Investigación :: Instrumentación :: Capacitación :: Difusión
Reportes :: Publicaciones :: Cursos y Eventos :: Portal Obligaciones de Transparencia
 
Resumen de la actividad del volcán popocatépetl
de diciembre de 1994 a mayo de 2001
Periodos
1994 - 1997
1998
1999
2000
2001
Diciembre de 1994 a 1997
Desde 1993 el volcán Popocatépetl comenzó a mostrar una creciente actividad al incrementarse su actividad fumarólica y sísmica hasta llegar al 21 de diciembre de 1994. En ese día se produjo la primer emisión de ceniza en cerca de 70 años la cual produjo gran inquietud entre la población y autoridades, por lo que algunos de los poblados más vulnerables en el flanco noreste tuvieron que ser evacuados. Actividad fluctuante, aunque decreciente, persistió a lo largo de 1995. En marzo 5 de 1996 el volcán inició un nuevo episodio de actividad con nuevas emisiones de ceniza comparables a las de diciembre de 1994. Al final de marzo de 1996 se observó el crecimiento de un domo de lava en el fondo del cráter. Algunas explosiones importantes acompañaron este crecimiento. La mayor ocurrió el 30 de abril de 1996 cuando 5 alpinistas, ignorando las advertencias de peligro, perecieron al escalar el volcán. El domo siguió creciendo a una tasa moderada hasta julio de 1996, cuando paulatinamente comenzó a decrecer. Para septiembre de 1996, la tasa de crecimiento ya no pudo ser medida y las emisiones de ceniza comenzaron también a ser más pequeñas.

Después de septiembre de 1996, las emisiones de ceniza fueron cada vez menos frecuentes pero mayores en intensidad y con una tendencia a ser más explosivas. Exhalaciones importantes se observaron en octubre 28, octubre 31, noviembre 27, noviembre 28, noviembre 29, diciembre 2, diciembre 5, diciembre 7 y diciembre 29. Este tipo de actividad continuó en 1997. Grandes eventos explosivos ocurrieron en enero 5, enero 12, enero 17, enero 19, enero 23, enero 29, febrero 4, febrero 5, febrero 8, febrero 25, marzo 19, marzo 20, abril 24, abril 29, mayo 11, mayo 14, mayo 15, mayo 24, mayo 27, junio 3, junio 11, junio 14, junio 19, junio 21, junio 30 y julio 2.

El evento del 30 de junio es el más grande registrado en el presente episodio que inició a finales de 1994. La erupción fue precedida por una serie de sismos volcano-tectónicos que iniciaron a las 22:56 de ese día. Varios sismos con magnitud en el rango de 2 a 2.7 fueron detectados a lo largo de un intervalo de 13 minutos. Un tremor, indicando el inicio de la erupción comenzó a las 23:11. La erupción tuvo dos pulsos principales. El primero duró 135 minutos. El segundo, inició a las 01:26 del 1° de julio y duró alrededor de 90 minutos. El radar doppler, operado conjuntamente entre el USGS y CENAPRED, mostró fuertes señales reflejadas de la columna de ceniza durante la erupción.

Esta erupción generó una enorme pluma que alcanzó en unos pocos minutos los 8 km por encima del volcán. Durante las siguientes 2 a 3 horas, caída de ceniza fue reportada en muchos poblados alrededor del volcán incluyendo a la ciudad de México. No se registraron daños o víctimas derivadas de la erupción. El aeropuerto de la ciudad de México tuvo que ser cerrado por cerca de 12 horas hasta que la ceniza depositada en las pistas pudo ser lavada. Fragmentos de pómez de hasta 10 cm cayeron en Paso de Cortes y a lo largo de varios kilómetros de la carretera al poblado de Amecameca. No se dañó ninguno de los dispositivos de monitoreo incluyendo aquellos instalados en las partes altas del volcán, en donde evidencias de caídas de clastos fueron posteriormente observados.

La intensidad de la erupción se estima alcanzó el índice de explosividad (VEI) de 2 a 3 y condujo, por recomendación del Comité Científico, que el color del semáforo de alerta volcánica se pusiera por varias horas en color rojo, es decir, en máximo nivel de alertamiento, pero sin iniciar ninguna evacuación.

Durante los días siguientes algunos flujos de lodo fueron reportados en el poblado de Xalitzintla a 12 km al noreste del volcán. Estos flujos coincidieron con intensa precipitación de lluvia en las faldas del volcán y provocaron una pequeña inundación en un cañada en donde una casa fue parcialmente inundada. Inspección de la misma, así como de los árboles frutales y la milpa localizada en el área, demostraron que el flujo no fue violento ni escurrió gran velocidad, sino que provocó progresivamente la elevación del tirante del río de lodo.

De acuerdo con las lecturas de amplitud sísmica , RSAM, el evento del 30 de junio por sí sólo liberó una energí estimada de una d&eaacute;cima parte del promedio de la energía sísmica anual liberada en los añs;os anteriores. La fase de mayor intensidad duró poco más de 35 minutos y posteriormente decreció.

Vuelos en helicóptero sobre el cráter han permitido observar una significativa subsidencia en la parte central del domo de lava que comenzó a crecer en el fondo del cráter del Popocatépetl antes del 30 de junio. Observaciones desde el helicóptero realizadas el 3 y 4 de julio permitieron detectar nuevas características en el volcán. En los flancos sur y sureste, varias lenguas de 1 a 2 km de longitud, que escurrieron radialmente del cráter, fueron evidentes. Estas lenguas han sido interpretadas como flujos granulares producidos por el colapso parcial de la columna eruptiva.

En el interior del cráter principal del volcán un nuevo cráter o depresión del cuerpo del domo de lava de 1996 pudo ser observada. Un cuerpo fresco de lava cordada fue observado creciendo dentro de esta depresión. Fotograf&iaqcute;as aéreas tomadas verticalmente por SCT, aunque difíciles de interpretar por la presencia de gran cantidad de gas, sugieren que el nuevo cuerpo de lava también tenía una forma similar a un cráter. Como una interpretaciĆ³n preliminar, parece que en las primeras fases de este evento, el domo previo fue parcialmente destruido por las explosiones formando un primer cráter. Después, lava fresca se derramó rápidamente hacia su interior. Esta rápida extrusión aparentemente produjo una fragmentación significativa de este magma, generando la emisión grande de ceniza y el colapso del nuevo cuerpo fresco de lava, tomando una forma de cono invertido.

El nivel general de la actividad del volcán posterior a estos importantes eventos, decreció significativamente en las siguientes semanas hasta que el 12 de agosto se presentó una exhalación moderadamente grande con una emisión y columna de ceniza de 2 km de altura. La emisión perduró por poco más de 2 horas y provocó leve caída de ceniza en el flanco sureste del volcán.

En los meses de noviembre y diciembre, los sismogramas registran seƱales de trmor, que indicaban la formación de un nuevo domo de lava en el interior del cráter del volcán. Un sobrevuelo en helicóptero, el 10 de diciembre, confirmó la presencia del mayor domo de lava desde el inicio de la actividad en diciembre de 1994 (Ver fotografía).


La imagen nos muestra un cuerpo de lava de cerca de 400[m] de diámetro y del cual sale poco gas. El 24 de diciembre de 1997, el primer evento de destrucciión de domo ocurrió por la tarde.
Siguiente Página
 
 
 
 
 
 
 

Comentarios sobre este Sitio de Internet